Llámenos

Cerca (x)
TIPS PARA LIMPIAR TU CAFETERA DOLCE GUSTO ¡PASO A PASO!
21 / Oct, 2020
Comentario 1805 Vistas
TIPS PARA LIMPIAR TU CAFETERA DOLCE GUSTO ¡PASO A PASO!

El mantenimiento de nuestra cafetera es imprescindible para garantizar su vida útil. De hecho, si la mantienes limpia y libre de cal, te garantizamos que durará mucho más tiempo, funcionará siempre al 100% y, además, tu café mantendrá todo su sabor como el primer día. 

Soluciones caseras para limpiar una cafetera eléctrica por dentro ¡y por fuera!

Lo primero que debes tener en cuenta antes de limpiar una cafetera eléctrica Dolce Gusto® es que, para hacerlo, necesitarás productos líquidos y húmedos. Por ello, es importante que te asegures de que la máquina esté apagada y desenchufada antes de empezar a limpiarla.

¿Cafetera desconectada? ¡Empezamos!

Paso 1: Limpia la cabeza.

Abre la palanca de bloqueo y retira el soporte de las cápsulas para poder limpiar la parte interna de la cabeza de la máquina. Para limpiarla, necesitarás envolver una toallita húmeda alrededor de un cepillo pequeño. Repite el proceso tantas veces como sea necesario hasta que quede bien limpia.

Paso 2: Limpia el soporte de las cápsulas.

Mientras dejas secar la cafetera durante 5 minutos, aclara el soporte de las cápsulas con agua, a mano o en el lavavajillas, y sécalo. Vuelve a colocarlo en la máquina, y bloquéalo con el cierre.

Paso 3: Limpia la bandeja de goteo.

Esta parte de la cafetera no es compatible con el lavavajillas, por lo que tendrás que limpiarla a mano con ayuda de un cepillo. Cuando esté bien seca, vuelve a colocarla en la máquina.

Paso 4: Limpia el depósito de agua.

Para limpiar el depósito de agua solo tendrás que sacarlo de la cafetera y aclararlo con un trapo y un poco de agua. Una vez hayas hecho esto, vuelve a colocarlo en la máquina con agua fresca.

Paso 5: Haz un aclarado con agua caliente y fría.

Por último, solo faltará limpiar el circuito de tu cafetera Dolce Gusto®. Para hacerlo, lanza un ciclo de aclarado como si preparases un café, pero sin colocar ninguna cápsula. Realiza este proceso dos veces: una con agua caliente y otra con agua fría.

Compartir